martes, 1 de agosto de 2017

Lugares de Peregrinación en las Vicarías Zonales


26 de agosto #PereChicos2017 Peregrinación Mariana Infantil


Vicaría Belgrano
Salida: Parroquia Ntra. Sra. de las Mercedes (Echeverría 1395)
Llegada: Parroquia Santiago Apóstol (Tt. Gral. P. Ricchieri 3189)

Vicaría Centro
Salida: Parroquia Jesús de Nazaret (Av. La Plata 2258)
Llegada: Santuario Ntra. Sra. del Rosario de Nueva Pompeya (Esquíu 974).

Vicaría Devoto
Salida: Parroquia Inmaculada Concepción (José Cubas 3599)
Llegada: Parroquia San José del Talar (Navarro 2460)
Si llueve.. en Nuestra Señora del Consuelo.. 14.30 hs.. Av. Donato Alvarez 2050

Vicaría Flores
Salida: Parroquia Niño Jesús (Murguiondo 4055)
Llegada: Parroquia Ntra. Sra. de la Misericordia (Av. Larrazábal 2390)

Horarios:
·         Convocatoria en la Salida: 14 hs.
·         Empezaremos a caminar 14.30 hs.
·         Llegada y Misa: 16 hs. (aproximadamente)
·         Terminaremos: 17 hs.
·         En caso de lluvia: Recuerden que en caso de lluvia la fiesta de la Virgen se celebrará directamente en el lugar de la llegada a las 14.30 hs. (suspendiéndose solamente la caminata). El sábado 26 de agosto al mediodía, se informará el cambio pertinente vía Facebook y mail.


martes, 25 de julio de 2017

#PereChicos2017

Y 26 de agosto #PereChicos2017 Peregrinación Mariana Infantil


Lema: “CON MARÍA NOS PONEMOS EN CAMINO”


NOS PREPARAMOS CON 3 PROPUESTAS…

Para vivir plenamente la peregrinación, les proponemos realizar 3 acciones muy concretas


1) Realizar la “CAMPAÑA SOLIDARIA” para recolectar PAÑALES DESCARTABLES http://vicarianis.blogspot.com.ar/2017/07/campana-solidaria.html?m=1 


2) Preparar el “KIT DEL PEREGRINO” http://vicarianis.blogspot.com.ar/2017/07/kit-del-peregrino.html?m=1


3) Preparar la “SEÑAL DE TRÁNSITO de la COMUNIDAD" http://vicarianis.blogspot.com.ar/2017/07/senal-de-la-comunidad.html?m=1



Lugares de Peregrinación en las Vicarías Zonales


Vicaría Belgrano

Salida: Parroquia Ntra. Sra. de las Mercedes (Echeverría 1395)

Llegada: Parroquia Santiago Apóstol (Tt. Gral. P. Ricchieri 3189)


Vicaría Centro

Salida: Parroquia Jesús de Nazaret (Av. La Plata 2258)

Llegada: Santuario Ntra. Sra. del Rosario de Nueva Pompeya (Esquíu 974).


Vicaría Devoto

Salida: Parroquia Inmaculada Concepción (José Cubas 3599)

Llegada: Parroquia San José del Talar (Navarro 2460)

Si llueve.. en nuestra señora del consuelo.. 14.30 hs.. Av. Donato Alvarez 2050


Vicaría Flores

Salida: Parroquia Niño Jesús (Murguiondo 4055)

Llegada: Parroquia Ntra. Sra. de la Misericordia (Av. Larrazábal 2390)


Horarios:

·         Convocatoria en la Salida: 14 hs.

·         Empezaremos a caminar 14.30 hs.

·         Llegada y Misa: 16 hs. (aproximadamente)

·         Terminaremos: 17 hs.

·         En caso de lluvia: Recuerden que en caso de lluvia la fiesta de la Virgen se celebrará directamente en el lugar de la llegada a las 14.30 hs. (suspendiéndose solamente la caminata). El sábado 26 de agosto al mediodía, se informará el cambio pertinente vía Facebook y mail.



SEÑAL DE LA COMUNIDAD

También les proponemos que cada comunidad pueda realizar una “Señal de la Comunidad” de manera creativa.
La señal tendría que estar inspirada en el carisma propio de cada comunidad: por su nombre, por el barrio, con el tiempo sinodal que comenzamos a transitar…
Esta “Señal de la Comunidad” los acompañará en el envío que recibirán una semana antes de la peregrinación, durante la caminata y en la celebración de cada Vicaría zonal. Luego lo podrán exhibir en la cartelera de la parroquia con algunas fotos.
Sugerimos que el animador que lleve la Señal use un chaleco refractario y un casco para ser 

más visible.

miércoles, 12 de julio de 2017

“CON MARÍA NOS PONEMOS EN CAMINO"

Se nos viene la Peregrinación Mariana Infantil, esta hermosa experiencia de caminar juntos con tantos niños y niñas de las Vicarías zonales, con nuestros Obispos, sacerdotes, hermanas, catequistas y dirigentes. Una experiencia eclesial que va dejando marca en el corazón de nuestros pequeños y adolescentes. Y nos ponemos en camino con María, nuestra Madre del Cielo.
Pensar que lo primero que hizo la Virgencita, al recibir la buena noticia que iba a ser Madre del Salvador, fue ponerse en camino para visitar a su prima Isabel. Contemplamos a María yendo por los caminos y montañas de Israel, con su hijito en su seno virginal. Cuántos pensamientos habrán inundado su mente y cuántos sentimientos en su corazón: “¿Por qué a mí? ¿Qué habrá visto Dios que me eligió? Hay mujeres más famosas que yo. ¿Qué pensará José? Yo me pongo en camino y confío en la misericordia del Señor, Él sabrá cómo arreglar las cosas, porque Él ha mirado la humillación de su servidora, feliz me llamarán las generaciones…”. Seguramente en el camino a Judea, María iba rezando y cantando, inspirada en el cancionero de Israel, que son los salmos. Allí en ese camino, con Jesús en su panza de mamá, las estrofas del Magnificat brotaban como agüita de manantial.
El encuentro con su prima Isabel fue sencillo, profundo y lleno de gozo. Ambas mujeres, una anciana y otra jovencita, alabaron a Dios. María estuvo tres meses con Isabel, y luego regresó a su casa de Nazareth.
Solemos cantar: “Ven con nosotros a caminar, Santa María ven”. María del camino es una advocación muy antigua en la Iglesia, con esa certeza de que ella está al lado de su Pueblo, que se ha tomado en serio la misión que le dio su Hijo en la cruz, antes de morir: “Mujer, aquí tienes a tu hijo”. En el apóstol Juan estamos representados todos los discípulos de Jesús. Y Juan y nosotros la llevamos a nuestras casas, para que nos acompañe en el calorcito de hogar cristiano que todos queremos formar.
La Peregrinación Mariana Infantil no se improvisa. Lleva un tiempo de preparación y cada comunidad se compromete en esta peregrinación. Esta revista es una ayuda para que tengamos ideas y propuestas en común. Este año hemos comenzado el Sínodo Arquidiocesano y queremos, junto a nuestros pastores, ponernos en camino. Este camino nos llevará a reflexionar  qué Iglesia quiere Dios para Buenos Aires, qué Iglesia les estamos dando a nuestros niños y adolescentes. Ya que estos pibes que caminan hoy, serán los cristianos comprometidos de mañana. Y como todo lo que reciben los chicos queda grabado en sus corazones, nos toca darles lo mejor, lo que se hace con el corazón y con el compromiso. Cada dirigente y catequista debería hacerse la pregunta: “¿Estoy dando lo mejor?”. Creemos que sí, pero siempre hay que mejorar. Una puerta cerrada, una palabra indiferente, un gesto de despreocupación, una mirada superficial, una rutina hecha a las cansadas, o que otros se comprometan, trae consigo una especie de ese escándalo que nos advierte Jesús de no cometer con los más pequeños.
Cuando una peregrinación sale bien no es solamente por el buen tiempo, sino por las ganas y el entusiasmo que nos deben inundar a todos los que colaboramos con la Vicaría de Niños. Y la alegría de los niños y niñas es el mejor regalo que se llevan.
María sabe cómo cuidar la fe cristiana de sus hijos. Solamente hay que dejar que camine con nosotros, que nos pongamos en camino con Ella, y sabrá qué decir a sus hijitos más queridos, como lo hizo con los santos niños pastorcitos de Fátima, Francisco y Jacinta. Que estos dos santitos que nos ha regalado la Providencia de Dios por medio del Papa Francisco, sean los patrones y guías de esta Peregrinación Mariana Infantil 2017.

Con mi bendición,

S.E.R Mons. Ernesto Giobando s.j

Nuestro Altarcito

Nuestro Altarcito es un espacio de reflexión para acompañar la religiosidad y espiritualidad de nuestros niños,  recuperando y recreando los diferentes modos de expresar el Don de la Fe.
Con la plena certeza que vamos de camino viviendo la dulce y confortadora alegría de seguir acompañando a nuestros niños en su caminito espiritual, nos dejamos iluminar en esta ocasión por el corazón materno de María, mamá de Jesús y nuestra.
Si nos animamos a conocer más el corazón de nuestra Madre, descubrimos un estilo nuevo de caminar, que tiene la fuerza transformadora en la acción pastoral compartida con los niños.
Como agentes pastorales en camino, miramos e invocamos a María como Madre de la evangelización, ella es la Madre del anuncio generoso y gozoso. Estamos convencidos de que sin María no terminamos de comprender el espíritu de nuestra acción pastoral (Cfr. EG 284). Todo discípulo misionero tiene bien claro que, María no es un mero apéndice en la vida cristiana, personal y comunitaria.
Así como Jesús entregó al discípulo amado a María por Madre, también hoy la sigue entregando a cada uno de nosotros, porque no quiere que caminemos sin la Madre... (Cfr. EG 285).
En el camino que Jesús nos invita a recorrer y dejar huellas de misericordia, María es el signo de esperanza, de encuentro, de salida, de alegría generosa, de ternura que hace sentir siempre en casa...; en el camino, ella es la misionera que se acerca a nosotros..., es la Madre que camina a nuestro lado y nos enseña a mirar con sus ojos, por eso fijamos en ella la mirada, para que nos ayude a ver lo que ella ve, y así, salir al encuentro de los niños que necesitan nuestra atención cuidadosa y alentadora.
Mirando a María y desde su corazón, descubrimos cuál es el estilo de nuestra acción evangelizadora con los más pequeños en la Iglesia. Es un estilo que nos abre el corazón para volver a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño; es un estilo que nos hace tomar conciencia de que la humildad y la ternura no son las virtudes de los débiles, sino de los fuertes, de quienes no necesitan maltratar los límites de los demás para sentirse importantes; es un estilo que nos ayuda a poner calidez de hogar en la carencia de escucha y mirada atenta que los niños necesitan; es un estilo que nos pone en actitud de prontitud porque, como ella, deseamos dar respuesta comprometida a la fragilidad de los más pequeños. (Cfr. EG 288). 
Si nos dejamos acompañar en el camino por María, no podemos caer en la indiferencia ante las voces de los niños...; ellos están esperando que les demos la posibilidad para acercarse al corazón de María y poder decirle: ¡qué linda que sos!, ¡te quiero mucho!, ¡sos la mamá que siempre me cuida!, ¡gracias por escucharme siempre como Jesús!... y así podríamos seguir dejando resonar en nuestro corazón, tantas expresiones y experiencias de ternura y cercanía con María que tienen los más pequeños.

María nos enseña el estilo creativo en el anuncio del amor de Jesús, por eso, no podemos dejar de suscitar espacios y momentos para que los niños sienten la presencia cercana de María, para que ellos, con signos y gestos concretos le expresen su amor. Los medios para hacerlo no nos faltan, sólo necesitamos empezar a vivir en el estilo que María nos anuncia en el camino. 

Oración para los colegios

Como Iglesia de Buenos Aires estamos viviendo el tiempo Sinodal. La palabra «sínodo» significa «hacer juntos el camino»”. Y ese camino es el del amor misericordioso y compasivo de Jesús, «quien pasó haciendo el bien». La mejor imagen que identifica al Sínodo es la Iglesia en actitud de escucha a todos sus hijos.
En este año especial, queremos prepararnos para la Peregrinación rezando con estas señales que nos ayudan a “caminar” como Iglesia  e ir creando el clima en cada una de las comunidades. Invitemos a todos los chicos, no nos olvidemos que la Peregrinación Anual es una Fiesta de todos los chicos de la Arquidiócesis que peregrinan, en cada una de la Vicarías, con nuestra Mamá, la Virgen. Aunque haya chicos que no peregrinen, es importante que todos conozcan este gesto comunitario.

Proponemos tener un cartel grande con el lema :“Con María nos ponemos en camino” e ir agregándole cada día el cartel con la señal que coresponda: Guitarra- Mamá con nene/a- Avanzar -  Alto


DIA 1: Presentamos  el cartel con el lema y agregamos el cartel
Cuando nos preparamos para salir, lo primero que pensamos es ¿qué tengo que llevar?…preparamos el “equipaje”, queremos que no nos falte nada para el camino. Y en este CAMINO que vamos a hacer juntos para anunciar a Jesús (y en el camino de la vida también),  es imprescindible llevar ALEGRÍA.  Caminar alegres… cantando…festejando… contagiando la alegría de ser amigos de Jesús e hijos del mismo Padre.
Vamos a pedirle a María que SIEMPRE anunciemos con entusiasmo la Alegría de saber que Dios nos ama. Rezamos juntos  respondiendo a cada intención: “Con vos, María, nos ponemos en camino”…
+Para anunciar cada día que Dios es un Papá que nos ama y nos invita a amar como Él…
+Para que todos puedan sentir la alegría de saber que Dios nos ama….
+Para contagiar nuestra alegría y llevar esperanza a los corazones que están tristes…
Rezamos un Ave María o podemos cantar “María está pasando por aquí”
Al que se anime le proponemos esta “murguita”:

Los chicos de Buenos Aires (bis)
salimos a caminar (bis)
porque estamos muy felices
y queremos contagiar.

La alegría que llevamos (bis)
no se compra ni se vende (bis)
se regala desde el cielo
y es para toda la gente.

DÍA 2: Agregamos el cartel 
Cuando salimos a caminar, nos tomamos de la mano de mamá, sentirla cerca nos da seguridad, confianza, nos guía en el camino para no perdernos. María, nuestra Mamá del cielo, estaba muy acostumbrada a recorrer grandes caminos, sus pies van y vienen con sus hijos, siempre sirviendo, como cuando visitó a su prima Isabel. Ella mejor que nadie conoce el camino que nos acerca a Jesús.
Vamos a rezar juntos:
“Mamá María, queremos tomarnos de tu mano.
Con vos, queremos ponernos en camino.
Tu presencia nos atrae como un imán de amor,
nos anima y nos da confianza.
Queremos tomarnos de tu mano para recorrer con vos
el camino de la vida.
Ayudanos a dejar un caminito de huellas
para que todos puedan seguirlo,
para que nadie se quede sin conocer a Jesús.” Amén

Rezamos un Ave María o le cantamos esta “murguita”:

“Rezando y cantando fuerte (bis)
con María y con Jesús (bis)
dejamos un caminito,
el camino de la luz.

Y para que no te pierdas (bis)
una Madre es nuestra guía (bis)
caminá despreocupado
de la mano de María.



DÍA 3: Agregamos el cartel  
Dios quiere que nos “pongamos en camino”, que avancemos juntos, no tanto para descubrir nuevos lugares, sino para encontrar y estrenar hermanos nuevos. Para eso nos movemos. Y caminamos como una verdadera comunidad, sabiendo que María está al lado nuestro en el camino. Caminar juntos es una manera de estar unidos y de dejar huella para que otros se sumen al camino de Jesús.
Vamos a rezar hoy respondiendo juntos: “Con María, nos ponemos en camino”
+Porque queremos que, a través de nuestros gestos,  todos puedan sentir que María pasa por sus vidas…
+Porque queremos dejar huellas para que todos puedan seguir a Jesús y nadie se pierda en el camino…
+Porque  queremos avanzar unidos viviendo como una verdadera comunidad de amor, familia de Dios, Iglesia…
+Porque queremos construir un mundo más lindo, como Dios quiere…
Para cerrar nuestro ratito de oración miremos a María y digamos con amor: “Dios te salve María…”
DÍA 4: Agregamos el cartel.
Muchas veces en el camino, si estamos atentos, encontramos personas que necesitan ayuda, necesitan compañía, necesitan esperanza. Es entonces momento de hacer un ALTO en el camino y, como el buen samaritano,  tener gestos concretos de Amor.
Es muy importante ser solidarios, pero más importante es crear un corazón nuevo que viva profundamente el “Amor al estilo de Jesús”. Ese amor debe identificar siempre nuestra vida, la vida de los amigos de Jesús.
Recemos juntos:
Te pedimos Jesús que nos ayudes a tener un corazón que palpite al ritmo del tuyo.
Que amemos a todos.
Que construyamos tu Reino con pequeños y grandes gestos hechos con tu mismo amor.
Que sepamos ver a nuestro alrededor y detenernos en el camino para ser solidarios, para perdonar sin rencor, para trabajar por la paz, para amar a los que sufren y estén solos.
Que seamos instrumentos de tu Amor.
Amén”
Te lo pedimos por María, que camina junto a nosotros mostrándonos el camino que nos lleva a Vos…”Dios te salve María…”

Podemos terminar esta oración cantando: “Vamos a dar una mano”.

El rincón de los Peques

Jesús y mi bautismo

¡Hay tanto por explicar a los pequeños! Nuestra fe es muy rica, llena de signos y gestos. Es importante dar pasos chiquitos, para que los niños de temprana edad puedan llegar a comprenderla.
Los catequistas tenemos que hacernos pequeños para darnos cuenta de aquello que los niños no pueden entender, para no llenarlos de datos que sólo van a memorizar, pero no vivir.
Lo primero que tenemos que tener claro es que, el niño se expresa y aprende a través del juego. Y en lugar de palabras sin sentido y difíciles para ellos,  las imágenes son las herramientas que pueden perdurar en el tiempo.
Y así, como lo hacía mi abuela con sus amigas, con tacitas de porcelana, chocolate caliente y una muñeca,  animarnos a JUGAR AL BAUTISMO.

La propuesta llevará por los menos tres encuentros:

Objetivos:
·         Disfrutar con los compañeros
·         Recordar el bautismo
·         Aprender el sentido del agua y la luz
·         Valorar el rol de los padrinos.
·         Movilizar a las familias.

a.- Le pedimos a los niños fotos de su bautismo para armar una cartelera, así ellos pueden presentar a su familia y sus padrinos.
Podemos charlar sobre el AGUA Y LA LUZ.

El agua: lava, purifica, regenera y es signo de vida. Sin ella no podríamos vivir.
Con el agua del bautismo pedimos a Jesús tener un corazón tan bueno y limpio como el de Él, que siempre hizo cosas buenas.

La luz: ilumina, sin ella  viviríamos en la oscuridad. Jesús es  bueno  como la luz que ilumina nuestra vida. Nos enseña cómo vivir. Pasó  haciendo el bien, y nos  invita a hacer lo mismo, y así nos convertimos  como lucecitas que iluminan y contagian la alegría  a todos los que nos rodean.

b.- Preparamos un  breve diálogo con un títere de nene o nena. Quiere bautizarse y no sabe qué hacer. Entre todos preparamos un bautismo: distribuimos roles: papá, mamá, padrinos, abuelos, parientes y amigos. Todos tienen que participar.
Le preguntamos al sacerdote o seminarista si quiere jugar con nosotros.

c.-Preparamos la fiestita de bautismo: podemos pedirle a las familias que colaboren con algo rico para la hora de la merienda.
Además podemos pedirles que preparen un disfraz o accesorio que identifique cada rol. Sombreros, vinchas, collares, moños etc. para que las familias participen de esta forma del juego.

d.- El día del bautismo: En una pequeña celebración, el sacerdote o el seminarista, dispuesto a jugar, derramará el agua sobre la cabeza del títere, y encenderá la vela para recordar lo aprendido en encuentros anteriores.
No puede faltar la foto grupal que muestre la alegría por todo lo aprendido a través del juego.
Festejamos como lo hizo nuestra familia cuando eligió por nosotros el camino de la luz y la vida.

Para pensar en nuestra tarea les dejo un poema de Miguel de Unamuno, que sin duda alienta mi tarea:


Agranda la puerta, Padre,
porque no puedo pasar.
La hiciste para los niños,
yo he crecido, a mi pesar.
Si no me agrandas la puerta,
achícame, por piedad;
vuélveme a la edad aquella
en que vivir es soñar.